Masaje, osteopatía en el deporte

tratamiento del dolor de espalda

Hacer ejercicio es sano, pero…

Después de la época de cuarentena por la que hemos pasado, de nuevo podemos volver a hacer ejercicio.

Desde luego es sano y necesario para muchas personas. El problema viene por las lesiones que se están empezando a producir, que por otro lado son normales ante la falta de actividad que hemos tenido.

Querer empezar ha hacer deporte como si no hubiera pasado más de un mes sin practicarlo, es algo que nos va  a pasar factura. Si no que se pregunten a los servicios de urgencia,

Buenas prácticas

En primer lugar, es importante recalcar la importancia de un buen calentamiento antes de la práctica deportiva. Esto, que es sabido por todos, muchas veces se pasa por alto. En el calentamiento también se incluyen estiramientos destinados a preparar las articulaciones y ligamentos al esfuerzo que se les va a requerir. Al acabar el ejercicio, es muy importante también estirar, para acelerar la recuperación muscular y articular.

El masaje

El papel que desempeña aquí el masaje es importante. Por una parte, cuando realizamos un masaje activamos la circulación sanguínea, aumentando el aporte de oxigeno a los músculos y ayudando a que se retiren sustancias de desecho como el ácido láctico y el ácido úrico.

Muchas tendinitis y otras lesiones deportivas son debidas a una mala retirada de estos desechos metabólicos (ácido láctico y pequeños cristales de ácido úrico). 

La osteopatía

En muchas formas de hacer ejercicio es normal que se produzca algún desplazamiento vertebral. Esto es debido bien a que se produce un impacto, como en el caso de la carera, las piernas trasmiten el impacto del suelo a la columna vertebral. O bien porque tenemos una tendencia natural a utilizar mas una parte del cuerpo, como he explicado anteriormente.

La osteopatía corrige estos desajustes, volviendo a llevar a su sitio las vértebras que se han desplazado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.