Vampirismo energético

¿Qué es un vampiro energético?

A lo largo de nuestra vida encontraremos muchas personas buenas, amables, nobles, divertidas… Es posible que incluso con alguna de ellas formemos una familia y vivamos felices.

Este artículo no está dedicado a ellas, son nuestro soporte y nosotros somos el suyo. Voy a hablar de otro tipo de personas, las que podemos denominar “tóxicas” o también vampíricas, pues se aprovechan de la energía de las demás.

Los vampiros energéticos son personas que tienen la habilidad de agotar la energía en todas sus formas, lo hacen para mejoras sus energías físicas y/o mentales. Tienen la habilidad de agotar nuestras reservas energéticas y en muchas ocasiones ni nos damos cuenta.

¿Cómo actúa un vampiro energético?

¿No te ha pasado alguna vez que en un compromiso familiar, aquel pariente pesimista te coge por banda y empieza a explicarte, con detalles, todos sus males y problemas y vas percibiendo como tu energía va menguando mientras él o ella habla? Tú asientes con paciencia esperando que se acabe la conversación y escuchas, sin atreverte a interrumpirle. Así en silencio y mirándole a los ojos escuchamos hasta que él o ella decide cuándo parar. En un momento dado se detiene y dice seriamente “me tengo que ir”, lo vemos partir mucho más radiante y lleno de energía que cuando ha venido.

Sin embargo, nosotros nos miramos en el espejo y nos encontramos tristes, abatidos, preocupados y sin fuerzas. ¿Qué nos ha ocurrido si hace un momento estábamos estupendamente? Simplemente que hemos sido subyugados por un vampiro energético.

Todos hemos conocido en alguna ocasión un vampiro energético, ya sea un@ herman@, espos@, amante, pareja, pariente, vecin@ o amig@. No importa el poco tiempo que pases con ellos, siempre te sentirás cansado y débil cuando ellos se vayan.

Los vampiros energéticos a menudo no se dan cuenta de que están extrayendo energía de las personas que los rodean, suelen hacerlo involuntaria e inconscientemente. En otras ocasiones son perfectamente conscientes de lo que están haciendo a sus víctimas.

En muchos casos el vampiro energético involuntario está enfermo o tiene alguna capacidad energética disminuida. Extraer energía de aquellos que le rodean puede ser un procedimiento automático de su propio campo energético en un esfuerzo por conseguir la fuerza para conservar o generar un estado más saludable para su propio cuerpo físico.

Defensa contra el vampirismo energético

Vivimos en un campo energético global en la que existe un intercambio energético, éste puede ser positivo, como por ejemplo cuando compartimos la alegría de otra persona, alcanzamos un objetivo común entre varias personas o recibimos ayuda de forma desinteresada.

Pero también puede ser negativo, como acabo de explicar. La primera premisa que tenemos que tener en cuenta para evitar el vampirismo energético es ser plenamente conscientes de que es una realidad y que esto nos puede hacer daño. La segunda es hacernos fuertes mentalmente, que nuestra mente cierre cualquier posibilidad de que esto ocurra. Y sobre todo y más importante intentar evitar a los vampiros lo máximo posible.

Poseer una energía en buenas condiciones se hace también imprescindible y necesario. Si notas cansancio físico o mental, quizás tus centros energéticos (chacras) no se encuentren todo lo bien que deberían estar. En estos casos la Regulación de Centros Vitales, puede contribuir a una mejora importante tanto física, mental o emocionalmente.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *