Enganches energéticos

Tratamiento Regulación de Centros Vitales

¿Qué son los enganches energéticos?

Desde que el ser humano tiene conciencia de si mismo, todas las civilizaciones ancestrales han tenido siempre muy en cuenta el intercambio energético que existe entre las mujeres y hombres que habitamos en este planeta.

La ciencia está descubriendo a pasos agigantados que lo que denominamos materia es un gran cúmulo de átomos que forman moléculas y que existe un gran vacío entre éstas. Apuntan a que realmente sólo existe un 1 por ciento de materia, el resto parece ser vacío. Pero ¿es vacío?, no. Al universo no le gusta el vacío, podríamos denominarlo conciencia energética.

Esto nos puede servir de guía para entender que la energía que desprenden las personas se va a relacionar con la energía de otras personas. ¿Son todas las vibraciones energéticas personales buenas? No. Seguramente te habrás dado cuenta de lo pegadizas que son las emociones. Nos alegramos con la felicidad de un ser querido, nos entristecemos con la desgracia ajena, …. Los estados de otras personas afectan a nuestro propio estado y viceversa.

Con estas premisas y trasladándolo al mundo de la energía, una persona con un bajo nivel energético tenderá a intentar corregir ese déficit. Lo más normal es que lo corrija con las personas a las que tiene acceso: familia, amigos, compañeros de trabajo, … ¿De dónde tomará esta energía? De los centros vitales o chacras. El problema reside en que estos centros son delicados y no toleran bien una invasión de otra energía. ¿Te has preguntado alguna vez por qué cuando estás con determinadas personas tu energía mental y física baja de forma considerable? ¿Piensas que es fruto del azar, o quizás que ese día te has levantado con menos energía de la habitual? Probablemente hayas sufrido un enganche energético que te ha llevado a ese estado.

Como defender la energía personal

Cuando los enganches son prolongados en el tiempo es cuando realmente son peligrosos. Pueden hacer cambiar la personalidad y la forma de pensar de los que los padecen. Si son agresivos, al final aparecerá una enfermedad debido al deterioro que sufrirá el chacra principal donde tenga alojado ese enganche.

La mejor defensa que tenemos ante los enganches es prevenirlos. Si percibes que una persona te está robando energía, probablemente lo esté haciendo. Aléjate de ella. Esto es fácil decirlo, pero si no puedes hacerlo por motivos familiares o laborales ¿qué haces? Tendrás que poner una barrera mental entre tú y esa persona, tendrás que utilizar un escudo. Me gustan mucho las películas de ciencia ficción, una serie de películas que me divierten es Star Trek. Recuerdo que cuando la nave principal (Enterprise) podía ser atacada, sacaban un escudo protector que los protegía de las armas lanzadas por sus enemigos. Te invito a que hagas algo similar, te sorprenderá gratamente los resultados positivos que obtendrás.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *