Chakras y minerales

Las arterias de la Tierra

Los minerales forman parte de nuestro planeta desde que se formó. Son las venas y arterias que nutren energéticamente el planeta azul llamado Tierra.

Algunos de ellos llegan a valer auténticas fortunas, y en naciones menos desarrolladas del continente africano justifican toda clase de atropellos y genocidios por su valor y su posesión.

Pero, ¿sirven para algo más que para poder lucir un objeto bonito en nuestro cuerpo, o para ser un detalle decorativo que quede bien en nuestros hogares? Evidentemente sí, porque si no, no le dedicaría tiempo en este blog.

Como he comentado anteriormente, los minerales son los vasos sanguíneos por los cuales circula la corriente energética de la Tierra. Por tanto, el trabajo que pueden hacer por nosotros es bastante amplio. Cada mineral tiene sus propias características y propiedades. Hay que distinguir que tienen dos formas de aplicación diferentes: una sería la que podríamos utilizar en una terapia energética y la otra la que utilizaríamos de forma personal para nosotros mismos.

Cuando no utilizarlos

Los minerales que voy a exponer a continuación no deben utilizarse cuando haya sospechas de que existan enganches energéticos.

El motivo es simple. La energía que puede desprender el mineral alimentará al enganche, haciéndolo más fuerte y por consiguiente haciendo que la persona se sienta peor.

¿Cómo usarlos?

En una terapia energética como Reiki, nos bastaría con que el terapeuta utilizara el color correspondiente a cada chacra y buscara un mineral que fuese de ese mismo color. Esto es bastante sencillo, pero tampoco hay que olvidarnos de la intuición y de la intención que pone el terapeuta a la hora de elegir la gema más apropiada para la persona que está tratando.

Para el uso personal, basta con elegir el mineral y colocarlo en el chacra elegido.

Minerales específicos para cada chakra

Comenzando con el chacra raíz o primer chacra, tenemos que se asocia con el color rojo. El rojo simboliza la sangre y también el fuego, la energía que nos enraíza en la tierra y a nuestros ancestros. Moviliza la energía más física de nuestro organismo, la sangre. La gema más interesante para este chakra es el rubí.

Los minerales rojos tiene sus contraindicaciones. Nos abstendremos de utilizarlos en patologías como el cáncer y en traumatismos que hayan sido muy recientes (esguinces, rotura de huesos y/o articulaciones). En procesos de recuperación de estas patologías osteo-articulares sí que es interesante su aplicación.

Otras piedras interesantes, aunque menos poderosas, son el jade y el jaspe rojo, gemas que aunque no posean el poder del rubí sí que influyen en el buen funcionamiento del primer centro energético.

El segundo chacra se identifica con el color amarillo naranja, el segundo centro nos comunica con el proceso de realización práctica en esta vida y con nuestra vivencia del sexo y de la relación de pareja.

El ojo de tigre. De color entre dorado y naranja con vetas negras, su apariencia es realmente hermosa. Tiene la propiedad de hacer de comunicador entre los chacras inferiores y los superiores.

Calmante de las emociones, posee la propiedad de tener un raciocinio más claro, separado de las emociones. Es integrador de los hemisferios cerebrales, ayuda a encontrar nuestras limitaciones y a traspasarlas.

Otras gemas que van bien para este centro son la cornalina, que te ayuda a estar en el momento presente, y por supuesto el cuarzo citrino, que aparte de ayudar al segundo centro atraerá a nuestras vidas la abundancia en todo el sentido de la palabra.

El tercer chacra es el chacra de las emociones. Está regido por el color verde. Una de las mejores piedras que abren este chacra es la esmeralda, potenciadora de las emociones positivas. Otra gran gema para este chacra es la amazonita que además protege contra las radiaciones electromagnéticas emitidas por antenas, teléfonos móviles y sistemas informáticos. Buena idea llevarla junto al móvil.

El cuarto chacra, es el asiento del alma y el metabolizador de los sentimientos. Integrador de los tres chacras inferiores y de los tres chacras superiores. Su color es el naranja y el cuarzo citrino será un buen aliado.

El quinto chacra sintoniza con el color violeta. Éste es el chacra de la comunicación con el mundo y también es el asiento de la creatividad. En el quinto chacra es donde desarrollamos las ideas que luego llevaremos acabo de forma material. El mineral por excelencia que va bien con este centro es la amatista.

Una de las gemas que va bien para este centro es el lapislázuli, mineral que se encuentra principalmente en Afganistán y Chile. Es excelente para todo tipo de problemas relacionados con la garganta: anginas repetitivas, tos persistente, irritaciones, etc. También es un mineral excelente cuando tenemos que hablar en público, o para ayudarnos a expresar aquello que nos cuesta, que se nos atraganta. Como parece evidente el lugar ideal donde tiene que ir esta gema es en la garganta.

Otra gema muy interesante para el quinto centro es la cianita, con propiedades similares al lapislázuli.

El sexto chacra nos conecta con nuestra parte mental. Por ello contiene todos los colores de los otros seis chacras: el blanco.

Una piedra que la sintetiza es la selenita blanca. Potente protectora del hogar y de las influencias mentales negativas que puedan traer otras personas, aporta una compresión consciente de lo que está ocurriendo a nivel subconsciente. Limpia de confusión y ayuda a ver el bosque, no el árbol.

El cuarzo

Otra gran gema es el cuarzo claro, transparente. Es el sanador y amplificador de energía más poderosa del planeta por su forma helicoidal, que es única. Potencia la musculatura y protege contra las radiaciones electromagnéticas (teléfonos móviles, antenas, redes de ordenadores, etc.). Limpia y protege los órganos y los cuerpos sutiles. A nivel mental, favorece la concentración y activa la memoria.

El cuarzo es un cristal que guarda muy bien la información, tanto la buena como la mala, así que si alguna persona nos regala uno deberemos limpiarlo y programarlo adecuadamente. Para programarlo, después de limpiarlo basta con sostenerlo entre las manos y enviarle la información que deseemos que guarde.

Limpieza

Cuando adquieras cualquier mineral y desees utilizarlo de para uso personal debes limpiarlo adecuadamente. Para ello sumergirlo en agua marina o leche durante 24 horas preferiblemente en luna llena y que también le de el sol,

Los minerales de uso personal es conveniente limpiarlos una vez al mes para que cumplan bien sus funciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.