El campo astral

En mi anterior libro, expliqué detalladamente qué era el campo astral. Aquí voy a hacer una síntesis.

El agua y el campo astral

Comparar el agua con el campo astral es una similitud que puede acercarte a su significado. El agua a una temperatura por debajo de los cero grados centígrados es sólida, se convierte en hielo. Cuando está por encima de los cero grados es líquida y cuando la calentamos y nos vamos acercando a los 100 grados, el agua comienza a evaporarse.

Los seres humanos desarrollamos nuestras vidas físicas en un entorno sólido. Comparándolo con el símil anterior vivimos en el hielo, lo más tangible y duro. Algunas personas, gracias a su trabajo personal, consiguen que su vida sea más fluida y aunque la mayor parte del tiempo sean hielo, logran convertirse en agua de vez en cuando. La realidad astral pertenece al mundo del vapor de agua.

Siguiendo con la comparación, si nos fijamos en cómo se produce el agua en nuestro planeta, le encontraremos el verdadero sentido. El agua se evapora de la superficie y se condensa en la atmósfera en forma de nubes. Cuando llega a una etapa de condensación elevada, se forman gotas de lluvia que se vuelven a precipitar sobre la Tierra.

Realidad sutil

El campo astral es una realidad mucho más sutil que la física con la que convivimos todos los días. Es un espacio donde todas las posibilidades son factibles. Moldeamos nuestra realidad física mediante los inputs energéticos que enviamos a esta dimensión, mediante nuestros pensamientos y emociones tanto individuales, como grupales.

Volviendo a la comparación anterior, nuestros pensamientos y emociones son el agua que se evapora y se condensa en las nubes para convertirse en lluvia. La lluvia sería el resultado que cosecharíamos en la realidad física tangible.

Para tener control en la realidad física, tiene que existir un control sobre la realidad astral. Matrix se cocina en el campo astral.

Como he explicado, la realidad cotidiana se gesta en el campo astral mediante nuestros pensamientos y emociones, tanto individuales como colectivas. En El Poder de tu Energía explico cómo se gestan, qué son los egregors y qué es el inconsciente colectivo.

Estos términos son fundamentales para entender cómo se ha podido llegar a un dominio mental tan fuerte por parte de las élites de la población mundial.

Extracto del libro Matrix Distópica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.