2 de May del 2017

Vídeo introducción al Campo Energético Humano

En este breve video hago un repaso de la estructura energética del ser humano, hablando principalmente de los chacras o Centros Vitales reguladores energéticos del ser humano.

 

El campo energético humano se sustenta principalmente en unos vórtices de energía llamados Centros Vitales o Chacras. Podemos imaginarlos como vórtices de energía que giran. Poseemos 7 chacras principales y 21 secundarios, de estos 7 chacras principales 5 de ellos se sitúan a lo largo de la columna vertebral, desde el sacro hasta la cabeza. Por ello siempre es muy interesante que nuestra columna vertebral se encuentre en las mejores condiciones posibles, libre de dolor y bien alineada; nuestra energía se verá reforzada.

La energía de nuestros Centros Vitales podemos decir que es bastante delicada. Dependiendo del estado en el que nos encontremos es habitual tener afectada la energía de uno o de varios chacras. Esto se traduce en que experimentamos una determinada carencia o problema ya que los Centros Vitales tienen una relación directa con las principales glándulas exocrinas y endocrinas, por tanto, sobre las principales zonas orgánicas de nuestro cuerpo.

El ritmo de los chacras se ve afectado constantemente por los impactos negativos que recibimos del entorno, desequilibrándolos y sacándolos de su ritmo natural. Los Centros Vitales son muy vulnerables de ser invadidos por ataques mentales y emocionales, que inciden muy negativamente en la estabilidad de la persona. También afecta muy negativamente a la energía humana el estrés y la presión con la que se suele vivir hoy en día, además de todo lo relacionado con energías demasiado duras como la emitida por fuentes electromagnéticas.

Nuestro organismo energético debe tener una vibración adecuada y mantener un estado natural de equilibrio y recuperación. La estabilidad que requiere la salud física, emocional y psicológica está estrechamente ligada a estos ritmos de nuestra energía.

Para la mayoría de las personas estos centros ni tan siquiera existen, pero ello no impide que estén ahí y sigan cumpliendo su función, como lo han hecho desde que el ser humano existe.

Hacer click aquí para leer más información sobre los distintos Chacras.