Belén. 38 años. Dolor repetitivo en la parte superior de la espalda

Belén es una mujer de 38 años casada y con dos hijos. Vino a verme porque se quejaba de un dolor repetitivo en la parte superior de la espalda. Se había hecho diversas pruebas descartándose cualquier lesión en la columna. Había ido a diferentes terapeutas y probado la osteopatía y el masaje, encontrando una mejoría muy transitoria.

En la primera entrevista me comentó que recordaba el dolor en la espalda desde que era una adolescente, pero que éste se había incrementado considerablemente debido al estrés de su anterior trabajo. Era consciente de que parte de su dolor era provocado por un desajuste en su sistema energético, debido al estrés.

En la primera sesión corrijo su columna con el Método Columna Vitae y el martillo neuropercutor, le aplico masaje y ventosas y la acupuntura craneal del Dr. Yamamoto; le doy cita para la semana siguiente. En la segunda sesión trabajo con el Método de Regulación de Centros Vitales y la terapia Craneosacral.

En la tercera sesión me comenta que ha vuelto a sentir dolor, aunque menor, trabajo con el Método Columna Vitae, el masaje con ventosas y estiramientos miofasciales. En la cuarta cita vuelvo a trabajar con la Regulación de Centros Vitales y la terapia Craneosacral.

Cuando nos vemos la quinta vez me comenta que el dolor de espalda ha disminuido considerablemente y que se encuentra más tranquila en general, vuelvo a regular su energía y le doy cita para dentro de dos semanas. En esta sexta sesión me manifiesta que se encuentra bastante mejor, que el dolor de espalda casi ha desaparecido y que solo le aparece, de una forma mucho más leve, en alguna ocasión que se enfada. Vuelvo a regular su energía y le aconsejo que venga a visitarme en un par de meses.